jueves, 17 de mayo de 2007

Mollejas a la parrilla

Santiago quiere saber cómo hacer una parrillada de mollejas. Y nunca hizo. Aunque cada maestro tiene su librito, te doy dos caminos para llegar a un resultado parecido. Antes de entrar en las menudencias, te aconsejo poner algo más que mollejas sobre la parrilla. Las mollejas es el dulce y te falta el queso. Por ejemplo, agregá un trozo de vacío o una colita de cuadril. Sólo mollejas es como comerse de postre una taza de dulce de leche. Puede empalagar.

Receta:
Limpiá bien las mollejas, sacándole restos de grasa y esa especie de tela mocosa que las cubre. Luego tenés dos caminos para hacer una precocción antes del dorado final. Ambos procesos conviene hacerlos una media hora antes de ponerlas a asar.
Elegí el que más te guste o convenga:

a) menos purista: herví agua, poné unas gotas de limón y meté las mollejas durante cinco minutos a siete minutos. Cobrarán vida y se endurecerán un poco. Retiralas y dejarlas enfriar.

o

b) purista: colocá diez minutos sobre las brasas hasta que logres un dorado rubio, luego giralas para repetir en la otra cara. Tras esos veinte minutos retirarlas y dejarlas enfriar.

Asado final:
Tras esa precocción y una vez enfriadas podrás manejar las mollejas con comodidad para cortarlas en rebanadas. Cortalas en fetas de centímetro o centímetro y medio, con un cuchillo filoso. Luego, a las brasas bien encendidas y las espolvoreas con sal fina. Hay que dorarlas de uno y otro lado, sin quemarlas. Servirlas caliente.

Podés llevarla a la mesa en varias modalidades.

a) sólo con sal fina.
b) con un poco de ajo y perejil picado (a muchos no les gusta porque le tapa el sabor)
c) con un poquito de ají molido (hay gente que le pone picante a todo)

7 comentarios:

Santiago dijo...

BUENISIMOOO!!!!
Muchas gracias por la rapidez y la calidad de la informacion.

Saludos,
Santiago

dg dijo...

Contá como te salen. Saludos

vanina dijo...

Excelente explicación. Sobre todo por los pasos previos para poder cortarlas hay que precocerlas. Sé tammbién de quienes las hierven con un toque de vinagre, pero con limón es mejor. Lo ideal (a mi gusto es que queden crocantes). Para saborearlas, sugiero mucho limón y nada más.
Darío, yo estoy esperando algún pescadito a la parrilla! ;)

Deschavador dijo...

Para mi, la opción Purista sin ninguna duda, Gallo. Aunque yo no las dejo enfriar para que no se endurezca la grasa (recordar que las mollejas son puro colesterol). Y una vez fileteadas, vuelta y vuelta a la parrilla para que eliminen el exceso de grasa y queden crocantes.
Y ningún condimento aparte de la sal...las mollejas son demasiado ricas y caras como para ocultarles el sabor.

Acompañar exclusivamente con tinto.

juan dijo...

Muy bueno y aprobecho,tenes como hacer matambrillo de cerdo a la parrila?,se condimenta,otro tipo de prerparacion con la misma materia prima?.Te escribe Juan de Punta del este Uruguay

Miguel A. Mastroscello dijo...

A la opción menos purista, cuya eficacia he comprobado más de una vez, la conocí años atrás leyendo uno de los fascículos que le publicó "Clarín" al insigne finado Gato Dumas. Una vez más coincido con Deschavador: ningún condimento. Ah, y el vino tinto es condición sine qua non. Salute.

Celxya dijo...

a mi tambien me gustó la cara de tus mollejitas a la parrilla ^^