martes, 8 de mayo de 2007

Asado, derecho adquirido



Este blog acompaña al compañero Silvio Echehun, siempre y cuando mantenga esa consigna, y no se robe las mollejas.

1 comentario:

Deschavador dijo...

¿Y el aplauso para el asador, qué?
¿O no es un derecho adquirido, acaso?

Que el señor Echeun se preocupe menos por Doña Rosita y más por su marido (el de Doña Rosita) que es quien elige la tira, el vacío y el choripso...Y QUIEN LO PAGA!!!

Sin quitarle mérito a Doña Rosita que prepara unas ensaladas deliciosas.