jueves, 3 de mayo de 2007

La ubre, bien escaso en la parrillada porteña

Achura sabrosa si las hay, la ubre ya casi no se consigue en Buenos Aires. Por supuesto, que no existen en los supermercados. Y rara vez se las encuentra en alguna carnicería. Las nuevas generaciones de argentinos urbanos no conocen la ubre. En las cercanías de la estación Flores, a una cuadra de la barrera hay una parrillita que no sería recomendable salvo porque cargan las miniparrillas de ubres. Es cierto que no siempre está bien asada -debe estar dorada por fuera, pero no seca por dentro-, pero casi siempre es mejor que nada. En las provincias tampoco recuerdo haber comido ubre en los últimos años. Ni en la parrilla El Lazo, de Río Cuarto, ni en Bragado, ni en Dolores. ¿Por qué escasea la ubre?

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola.Sera que son materia prima para el desarrollo de "la silicona", que usan para los implantes de las ubres?.

Las dos cabezas de nene que tiene Pamela David, seran ricas a la parrilla ?. Cuanto deben pesar ?. Tres comen !, no ?!.

Tu blog,es tan bueno como un costillar...de chochan!

Lo del pony, es posta ?!

Por cierto, para el finde pinta mal la cosa ?!?

Saludos,
Gustavo.-

Deschavador dijo...

No se crea que escasea tanto la ubre, Gallo.

Es que estamos en otoño y, al contrario de los árboles, están cubiertas.

Espere a que llegue la primavera y me cuenta.

O si no fíjese en alguna de las revistas de la Repartición y verá cómo abundan.

Raul dijo...

Hola, muy cierto lo de la ubre, es riquisima, yo recuerdo haberla comido en el porteño grill, en corrientes casi esmeralda alla por el año 79, todo un manjar, posiblemente se este perdiendo la costumbre de ver tanta ubre de silicona por tv

Deschavador dijo...

Gallo...también me censuró un post acá.
Pero comprendo las razones que quizás haya tenido.
Disculpe.

Pvncho dijo...

A mi una vez me dijeron que hay quienes la dan por molleja.

Gaita dijo...

Buenas, coincido en lo de que esta muy buena y tambien dificil de conseguir. Creo que tuve suerte 2 veces y me gusto mucho. Unos años mas tarde la encontre en las gondolas de Makro y ademas a un precio regalado. Obviamente procedi a la compra y posterior debut con la misma como parrillero y me lleve un gran chasco, ya que se convirtio casi instantaneamente en una cosa dura como cartilago no solo imposible de masticar sino que muy dificil de pinchar y cortar con las herramientas adecuadas.... probe todas las variaciones de tiempo de coccion sin exito. Unas semanas despues probe (porque me contaron) cortada en bifecitos: mismo triste resultado.
Nadie me supo tirar la posta, algunos hablaron de la calidad de la ubre que parece ser un tema delicado... conclusioones practicas no logre sacar ninguna. Si algun habilidoso esta en tema agradecere colaboracion.